😎 60% Descuento:  Curso de Hacking Redes Inalámbricas >> Ver Más

¿Qué es el ciberdelito? – Todo lo que debes saber sobre los delitos informáticos

Lo primero que nos viene a la mente cuando escuchamos la palabra “ciberdelito” es la de un hacker tenebroso. Si bien los hackers poco éticos también forman parte de la ecuación, el delito cibernético o ciberdelito está organizado profesionalmente y tiene bastantes tipos.

Si te preocupa el ciberdelito, comprender lo que implica, sus diversos tipos y evitar ser una víctima, este artículo es para ti. Debes seguir leyendo para descubrir qué significa el delito cibernético, sus diferentes categorías y varios tipos.

¿Qué es el ciberdelito?

El ciberdelito es un tipo de actividad delictiva en la que se utiliza una computadora, una red informática o un dispositivo en red como herramienta principal para llevar a cabo delitos en línea.

La mayoría de los ciberdelincuentes cometen delitos informáticos para obtener dinero. Si bien algunos ciberdelincuentes forman parte de grupos organizados y utilizan habilidades avanzadas para llevar a cabo el ciberdelito, otros son simplemente hackers o delincuentes novatos.

En ocasiones, el ciberdelito también se puede cometer por motivos personales o políticos, como vengarse o atacar a países rivales.

Tres categorías de delitos informáticos

El delito cibernético se presenta en muchas formas diferentes, incluido el robo de identidad, stalking, el fraude financiero, el acoso en línea, la piratería y más. Como mínimo, el delito cibernético puede causar grandes inconvenientes y molestias a sus víctimas, mientras que, en el peor de los casos, el delito cibernético puede provocar problemas financieros o una grave amenaza para la reputación o la seguridad personal de la víctima.

Según los niveles y tipos de amenazas que utilizan los ciberdelincuentes, los ciberdelitos se dividen en tres categorías principales:

1. Delitos contra las personas

Estos delitos están dirigidos a individuos y pueden variar desde acoso cibernético y stalking, distribución de pornografía infantil, trata de personas, fraude con tarjetas de crédito, robo de identidad, falsificación de correos electrónicos, difamación en línea o calumnias.

2. Delitos contra la propiedad

Al igual que los incidentes de la vida real, estos delitos cibernéticos se cometen contra propiedades como una computadora o un servidor.

Las estafas de phishing, ataques DDOS, ataques con virus, vandalismo informático, keylogging, cyber y typosquatting son todos parte de estos delitos.

3. Crímenes contra el gobierno

Este tipo de delito cibernético también se conoce comúnmente como “Terrorismo Cibernético“. Si bien no es tan frecuente como las otras dos categorías, este delito cibernético tiene como objetivo la soberanía de una nación.

Los delitos cibernéticos contra el gobierno pueden incluir hacking de sitios web y sitios web militares, acceso a información confidencial, guerra cibernética o la distribución de propaganda gubernamental.

Diferentes tipos de delitos informáticos

Hasta ahora, solo hemos cubierto las diferentes categorías de delitos cibernéticos y cómo afectan a las personas. Sin embargo, los ataques en sí pueden tomar diferentes formas dependiendo de lo que el atacante quiera lograr.

Ataques de malware

Un ataque de malware se lleva a cabo al infectar un sistema o una red con un virus informático u otro tipo de malware.

Los ciberdelincuentes pueden utilizar la computadora o el sistema comprometido por motivos malintencionados, como robar datos confidenciales, dañar los datos o llevar a cabo otros actos delictivos.

Ataques DDoS

El objetivo principal de los ataques DDoS es desactivar una red o un sitio web mediante el envío de múltiples solicitudes abrumadoras e infectadas con malware a un servidor o recurso de un sitio web específico.

Puedes entender un ataque DDoS como un atasco de tráfico inesperado que obstruye la carretera e impide que el tráfico regular llegue a su destino.

Botnets

Las botnets son grandes redes de dispositivos infectados que son controlados externamente por hackers remotos.

Los hackers utilizan estas redes de bots para atacar o inyectar spam en otras computadoras. Las botnets también se pueden utilizar como malware o realizar otras tareas maliciosas, como realizar ataques DDoS.

El robo de identidad

Cuando alguien usa tu información personal sin tu permiso o consentimiento, se llama robo de identidad.

Los ciberdelincuentes pueden realizar el robo de identidad de diversas formas, como robar fondos, acceder a información confidencial, comprar cosas con tarjetas de crédito robadas o abrir una nueva cuenta de teléfono, electricidad o gas a nombre de la víctima.

Cyberstalking

Cualquier tipo de acoso que tenga lugar a través de canales en línea como chat, redes sociales, foros o correo electrónico se conoce como Cyberstalking o acoso cibernético.

La mayoría de los acosadores cibernéticos conocen bien a sus víctimas y llevan a cabo el acoso con un plan bien diseñado durante un período prolongado.

Ransomware

El ransomware es un ataque malicioso que deja tus datos cifrados por los ciberdelincuentes y la única forma de recuperar el acceso es pagándoles dinero.

Si bien los ataques de ransomware dirigidos a personas también son frecuentes, la mayoría de los ataques están dirigidos a organizaciones establecidas donde el dinero del rescate a veces puede costar una fortuna.

El mayor ejemplo de ransomware es el ransomware WannaCry de 2017, que apuntó a una vulnerabilidad en las computadoras que ejecutaban Microsoft Windows. El notorio ataque afectó a 230,000 computadoras en 150 países. A los usuarios se les bloqueó el acceso a sus archivos y se les envió un mensaje exigiendo que pagaran un rescate en Bitcoin para recuperar el acceso.

Ataques de ingeniería social

En lugar de hackear y utilizar tácticas técnicas, los ataques de ingeniería social explotan la psicología humana para obtener acceso a datos, edificios o sistemas.

Los ciberdelincuentes ganan confianza al ponerse en contacto directo con sus víctimas por teléfono o correo electrónico en un esfuerzo por extraer información personal como contraseñas o información de cuentas bancarias. A veces, las amenazas internas en el lugar de trabajo son un culpable común de los ataques de ingeniería social.

Una vez que los ciberdelincuentes obtienen acceso a la información personal, pueden vender esa información o proteger las cuentas a nombre de la víctima.

Programas potencialmente no deseados (PUP)

Si bien los programas potencialmente no deseados son menos amenazantes que otros tipos de delitos informáticos, siguen siendo un tipo de malware. Ingresan a tu sistema en forma de spyware o adware y pueden desinstalar software crucial, como aplicaciones descargadas previamente.

La mejor manera de evitar los programas basura es tener siempre un antivirus actualizado instalado y en ejecución en todos tus dispositivos.

Phishing

El phishing es una forma traicionera de atraer a las víctimas para que abran URLs y archivos adjuntos de correo electrónico maliciosos.

Los correos electrónicos y archivos adjuntos maliciosos se disfrazan para parecer confiables y una vez que las víctimas hacen clic en esos archivos adjuntos, los ciberdelincuentes obtienen el acceso que necesitan.

La mayoría de los correos electrónicos de phishing afirman que el usuario necesita cambiar su contraseña o actualizar su información de facturación, entre otros.

Estafas en línea

Las estafas en línea siempre están circulando en Internet. Por lo general, vienen en forma de anuncios o correos electrónicos no deseados que prometen recompensas a sus víctimas u ofertas de cantidades de dinero poco realistas.

Cualquier oferta recibida a través de correos electrónicos o anuncios que sean demasiado buenos para ser verdad, son en su mayoría estafas. Una vez que haces clic, estas estafas pueden generar malware que puede comprometer tanto tu información personal como tu sistema.

Kits de explotación

Los kits de explotación son programas automatizados que los ciberdelincuentes utilizan para explotar vulnerabilidades o errores conocidos en sistemas y aplicaciones.

La mayoría de los ataques de kits de explotación se llevan a cabo en secreto cuando las víctimas están ocupadas navegando por la web. La premisa principal detrás de estos ataques de kit es que los ciberdelincuentes descarguen y ejecuten malware en la máquina de la víctima.

La mayor desventaja de estos kits de explotación es el hecho de que se venden como herramientas listas para usar en la web oscura para que los ciberdelincuentes las compren cómodamente.

No te conviertas en víctima de un delito cibernético

Cuando se trata de delitos cibernéticos, ninguna cantidad de prevención o mitigación es suficiente. La mejor defensa contra el ciberdelito es simplemente practicar hábitos digitales maduros.

Para evitar ser víctima de un ciberdelito, debes tener siempre en cuenta los siguientes puntos:

  • Ten cuidado al abrir correos electrónicos con enlaces o archivos adjuntos incompletos.
  • Nunca ingreses tu información personal en ningún sitio web a menos que estés seguro de su legitimidad.
  • Evita descargar archivos de fuentes desconocidas.
  • Debes aplicar rápidamente parches y actualizaciones de software para todos tus programas, ya que solucionan cualquier vulnerabilidad de seguridad conocida.
  • Tienes que utilizar siempre una VPN cuando utilices una red Wi-Fi pública sin cifrar en lugares como cafeterías y aeropuertos.
  • Siempre debes crear contraseñas únicas y fuertes para todas tus cuentas y no reutilices las mismas contraseñas para varias cuentas.
  • Debes usar la autenticación de dos factores siempre que sea posible.
  • Dado que los enrutadores también son vulnerables al ciberdelito, debes aumentar la seguridad de tu enrutador para mitigar cualquier ataque a tu red doméstica.

Manteniéndote a salvo del delito cibernético

Si bien no podemos protegernos por completo de la innumerable cantidad de delitos cibernéticos que acechan en línea, al menos podemos hacer todo lo posible para mitigarlos tanto como sea posible. Ahora ya conoce las vías que pueden tomar los agentes malintencionados y cómo mantenerte a salvo lo mejor que pueda.

Deja un comentario

Adquiere tu Membresía Anual Wiser

Adquiere tu Membresía Anual Wiser y adquiere grandes beneficios

Más información