Comparte en:

Recientemente nos dimos cuenta que Google ha suspendido a todos sus negocios con el segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, Huawei, y revocó su licencia de Android de manera inmediata, una medida que tendrá un impacto drástico en los dispositivos de Huawei en todo el mundo.

¿Qué significa el rompimiento de relaciones entre Google y Huawei?

La revocación de la licencia de Android significa que los futuros teléfonos inteligentes de Huawei ya no tendrán acceso a las actualizaciones y aplicaciones de Android como Gmail o Play Store, así como al soporte técnico de Google más allá de los servicios que están disponibles públicamente a través de licencias de código abierto, informa Reuters.

¿Por qué? Esto se debe a que la semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que declaraba una emergencia nacional que prohibía a las compañías extranjeras, por temor a la vigilancia, hacer negocios de telecomunicaciones en los Estados Unidos sin la aprobación del gobierno.

Acerca de la orden ejecutiva, la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo en una declaración que el Presidente Trump “dejó en claro que esta Administración hará lo que sea necesario para mantener a Estados Unidos seguro y próspero; y para proteger a los Estados Unidos de los adversarios extranjeros que son cada vez más activos, creando y explotando vulnerabilidades en la infraestructura y servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en los Estados Unidos”.

La administración de Trump agregó a Huawei Technologies y unas 68 afiliadas a su llamada “Lista de entidades“, una lista de compañías con las que firmas estadounidenses como Qualcomm, Intel y Google no pueden realizar transacciones a menos que cuenten con la aprobación del gobierno de Estados Unidos.

Más empresas siguen los pasos de Google

Como resultado de lo anterior, no solo Google, sino también tres de los principales fabricantes de chips del mundo, Intel, Qualcomm y Broadcom, también están recortando sus operaciones con Huawei, con efecto inmediato.

Sin embargo, eso no significa que los usuarios actuales de teléfonos inteligentes de Huawei queden completamente aislados de los servicios de Google.

En un comunicado a través de la cuenta de Twitter oficial de Android, la compañía dice que los teléfonos inteligentes actuales de Huawei continuarán teniendo acceso a servicios como Google Play y la seguridad de Google Play Protect. Sin embargo, no recibirán ninguna actualización futura del sistema operativo, como el próximo Android Q.

“Debido a las preguntas de los usuarios de Huawei sobre nuestros pasos para cumplir con las acciones recientes del gobierno de los Estados Unidos: Les aseguramos que, mientras cumplimos con todos los requisitos del gobierno de Estados Unidos, Servicios como Google Play y security de Google Play Protect continuarán funcionando en su cuenta actual de dispositivos Huawei”, se lee en un tweet en la cuenta Android de Google

Sin embargo, los futuros dispositivos Huawei continuarán teniendo acceso a la versión del sistema operativo Android disponible a través del Proyecto de Código Abierto de Android (AOSP), que está disponible de forma gratuita para todos.

Parece que Huawei ha sido preparado para “los peores escenarios”, específicamente para el caso de que se le prohíba el uso de Android, y ya ha estado trabajando en su propio sistema operativo, según afirmó el ejecutivo de Huawei, Richard Yu, en una entrevista reciente.