😎 60% Descuento:  Curso de Hacking Redes Inalámbricas >> Ver Más

Estados Unidos asegura que China está construyendo armas cibernéticas para secuestrar satélites enemigos

China está construyendo armas cibernéticas sofisticadas para “tomar el control” de los satélites enemigos. El objetivo es hacerlos inútiles para señales de datos o vigilancia durante la guerra, según un informe de inteligencia estadounidense filtrado recientemente.

Estados Unidos. evalúa que el impulso de China para desarrollar capacidades para “negar, explotar o secuestrar” satélites enemigos es una parte central de su objetivo de controlar la información, que Beijing considera un “dominio de guerra” clave.

El documento firmado por la CIA, que se emitió este año y ha sido revisado por Financial Times, fue uno de los muchos supuestamente compartidos por un miembro de la Guardia Aérea de Estados Unidos de 21 años en las revelaciones de inteligencia estadounidenses más importantes en más de una década.

Una capacidad cibernética de esta naturaleza superaría con creces cualquier cosa que Rusia haya desplegado en Ucrania, donde los equipos de guerra electrónica han adoptado un enfoque de fuerza bruta con poco efecto.

Estos ataques, desarrollados por primera vez en la década de 1980, intentan ahogar las señales entre los satélites SpaceX de órbita baja y sus terminales en tierra transmitiendo en frecuencias similares desde sistemas de interferencia transportados por camiones como el Tirada-2.

Los ataques cibernéticos más ambiciosos de China tienen como objetivo imitar las señales que los satélites enemigos reciben de sus operadores. Es decir, engañándolos para que sean tomados por completo o funcionen mal durante los momentos cruciales del combate.

El satélite Dragon SpaceX. 
Los ambiciosos ataques cibernéticos de China tienen como objetivo imitar las señales que los satélites reciben de sus operadores, engañándolos para que sean tomados o funcionen mal.

China quiere tomar el control

El documento clasificado afirma que esta capacidad cibernética permitiría a China “tomar el control de un satélite, haciéndolo ineficaz para apoyar las comunicaciones, las armas o los sistemas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento”. Estados Unidos nunca ha revelado si tiene capacidades similares.

Taiwán, que ha tomado nota de cuán indispensables han sido las comunicaciones por satélite para el ejército ucraniano, está tratando de construir una infraestructura de comunicaciones. Taiwán quiere que esta infraestructura pueda sobrevivir a un ataque de China.

Por ello, está cortejando a los inversores para que establezcan su propio proveedor de satélites, mientras experimenta con receptores de satélites no geoestacionarios en 700 ubicaciones alrededor de Taiwán. El objetivo, según informó Financial Times en enero, es garantizar el ancho de banda en caso de guerra o desastres.

En una señal de cuán cruciales se han vuelto las comunicaciones satelitales en la guerra, un ciberataque ruso logró que miles de enrutadores militares ucranianos de Viasat con sede en Estados Unidos fueran ineficaces en las horas previas a que lanzara su invasión a gran escala el 24 de febrero del año pasado. Un funcionario ucraniano describió el ataque en ese momento como “catastrófico”.

También dejó sin servicio a miles de clientes de Viasat en Polonia, Italia y Alemania, donde varios cientos de aerogeneradores se vieron afectados.

El hackeo de Viasat, aunque sofisticado, implicó entrar en los sistemas informáticos de la empresa y enviar instrucciones a los módems que provocaron su mal funcionamiento.

Objetivos de China

Los objetivos de China, según la evaluación filtrada, son mucho más avanzados. Según los expertos, buscarían eliminar la capacidad de los satélites, que tienden a operar en grupos interconectados, para comunicarse entre sí, transmitir señales y órdenes a los sistemas de armas o enviar datos electrónicos visuales e interceptados.

Oficiales militares de Estados Unidos advirtieron que China ha logrado un progreso significativo en el desarrollo de tecnología espacial militar, incluidas las comunicaciones por satélite.

El general B Chance Saltzman, comandante de la Fuerza Espacial de EE. UU., dijo al Congreso el mes pasado que Beijing estaba buscando agresivamente capacidades contraespaciales en un esfuerzo por realizar su “sueño espacial” de convertirse en la principal potencia más allá de la atmósfera terrestre para 2045.

“China continúa invirtiendo agresivamente en tecnología destinada a interrumpir, degradar y destruir nuestras capacidades espaciales”. 

Saltzman dijo que el ejército de China ha desplegado 347 satélites, incluidos 35 lanzados en los últimos seis meses, con el objetivo de monitorear, rastrear, apuntar y atacar a las fuerzas estadounidenses en cualquier conflicto futuro.

Charlie Moore, un general retirado de la Fuerza Aérea que se desempeñó como adjunto del comando cibernético de Estados Unidos., dijo que China estaba haciendo grandes esfuerzos para contrarrestar la ventaja asimétrica que tenía Estados Unidos en los dominios cibernéticos y espaciales.

Potencial estadounidense

“China comprende la superioridad que tiene Estados Unidos en los dominios cibernéticos y espaciales, por lo que está muy interesada no solo en mejorar sus propias capacidades, sino también en capitalizar lo que llamamos la ventaja de ser el primero en moverse en ambos dominios” 

“Están trabajando en todas las capacidades que quieren tener desde el punto de vista defensivo y ofensivo, y desde el punto de vista de ISR [Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento]. Están disparando a toda máquina”.

Charlie Moore –  profesor en la Universidad de Vanderbilt en Tennessee.

Hasta el cierre de esta nota, el Consejo de Seguridad Nacional, la CIA y el Pentágono se han negado a dar declaraciones al respecto. Asimismo, el gobierno chino tampoco ha emitido ninguna declaración.

Deja un comentario

Adquiere tu Membresía Anual Wiser

Adquiere tu Membresía Anual Wiser y adquiere grandes beneficios

Más información