😎 60% Descuento:  Curso de Hacking Redes Inalámbricas >> Ver Más

Esta nueva distro de Linux te protege contra ataques a la cadena de suministro

En la estela de incidentes alarmantes como el ataque masivo de malware NotPetya de Rusia en 2017 y la campaña de ciberespionaje SolarWinds en 2020 del Kremlin (ambos llevados a cabo mediante ataques a la cadena de suministro), las organizaciones de todo el mundo se han esforzado por controlar la seguridad de la cadena de suministro de software. 

En general, y para el software de código abierto en particular, una defensa más fuerte se basa en saber qué software estás ejecutando realmente. Es decir, se debe tener un enfoque crucial en listar todas las pequeñas piezas que componen el todo y validar que son lo que deberían ser. De esa manera, cuando empaques una caja de reliquias de software y la guardes en un estante, sabrás que no habrá un micrófono grabando en vivo o un Tupperware lleno de huevos rellenos en la caja durante años.

Crear un sistema para generar un manifiesto de lo que hay dentro de cada caja en cada sótano y garaje es un esfuerzo enorme. No obstante, una nueva herramienta de la firma de seguridad Chainguard tiene como objetivo hacer precisamente eso para los “contenedores” de software que subyacen a casi todos los servicios digitales en la actualidad.

Wolfi

El jueves pasado, Chainguard lanzó una distribución de Linux llamada Wolfi. Wolfi está diseñada específicamente para la forma en que los sistemas digitales se construyen hoy en día en la nube. 

La mayoría de los consumidores no usan Linux, el famoso sistema operativo de fuente abierta, en sus computadoras personales. (Si lo usan, no necesariamente lo saben, como es el caso de Android, que se basa en una versión modificada de Linux). Pero el sistema operativo de código abierto se usa ampliamente en servidores e infraestructura en la nube en todo el mundo, en parte porque se puede implementar de maneras tan flexibles. 

A diferencia de los sistemas operativos de Microsoft y Apple, donde tu única opción es cualquier sabor de helado que lancen, la naturaleza abierta de Linux permite a los desarrolladores crear todo tipo de sabores, conocidos como “distribuciones”, para satisfacer necesidades y antojos específicos. Pero los desarrolladores de Chainguard, que han estado trabajando en software de código abierto durante años, incluso en otras distribuciones de Linux, sintieron que faltaba un sabor clave.

“Lo que hemos hecho es crear una distribución que creemos que funcionará bien para las empresas que buscan abordar seriamente la seguridad de la cadena de suministro. Diferentes distribuciones tienen diferentes piezas de software incluidas. Estas son colecciones de software seleccionadas. Comenzar con una distribución de Linux que hace todo bien desde el principio, es una gran ventaja para que los desarrolladores de software hagan bien sus propias cosas”.

Ariadne Conill,  ingeniera de Chainguard

Importancia y uso de Wolfi

Piensa en los contenedores de software como una casa construida a partir de un contenedor de envío. Todo lo que necesitas para vivir está allí, pero puedes recoger la casa en un contenedor y moverla a donde sea necesario. Si un sistema operativo es como los electrodomésticos, el cableado eléctrico, la plomería y otra infraestructura en la casa contenedor, eso es lo que Wolfi investigará y detallará previamente para garantizar la seguridad de todo en tu casa contenedor. 

Wolfi está diseñada para funcionar sin problemas con otras herramientas de Chainguard que ayudan a los desarrolladores a desarrollar y agregar software en su contenedor de manera segura. En otras palabras, es simple validar muebles y efectos personales y agregarlos al índice de inicio de tu contenedor. De esa manera, si entran en tu casa, es más fácil determinar qué sucedió y cómo. Y si alguna vez deseas enviar tu casa al extranjero, tienes un manifiesto detallado para mostrar en la aduana.

“Es exactamente lo mismo con el software que con los bienes físicos. Es decir, puede haber bienes de contrabando o falsificados que la gente trata de esconder y pasar sigilosamente. Para el software, si no tienes la capacidad de recopilar la información en el momento de la compilación, se perderá mucho de lo que hay allí”.

Adolfo García, ingeniero de software de Chainguard

En la seguridad de la cadena de suministro de software, y particularmente en entornos de código abierto donde generalmente hay menos recursos para invertir en mejoras, hay mucho en juego y los gobiernos han comenzado a tomarse el problema en serio. 

Medidas contra ataques a la cadena de suministro

En mayo de 2021, la administración de Biden emitió una orden ejecutiva que abordaba específicamente los imperativos de seguridad de la cadena de suministro de software. Y la semana pasada, la Casa Blanca anunció que la Oficina de Administración y Presupuesto de Estados Unidos había emitido una guía específica de seguridad de la cadena de suministro para las agencias federales.

“No hace mucho tiempo, el único criterio real para la calidad de una pieza de software era si funcionaba como se anunciaba. Con las amenazas cibernéticas que enfrentan las agencias federales, nuestra tecnología debe desarrollarse de una manera que la haga resistente y segura. Esto no es teórico: los gobiernos extranjeros y los grupos criminales buscan regularmente formas de comprometer nuestra infraestructura digital”.

Chris DeRusha, director de seguridad de la información federal de Estados Unidos y subdirector cibernético nacional.

Cuando se trata de Wolfi, Santiago Torres-Arias, investigador de la cadena de suministro de software de la Universidad de Purdue, dice que los desarrolladores podrían lograr algunas de las mismas protecciones con otras distribuciones de Linux. No obstante, asegura que es un paso valioso para ver un lanzamiento que ha sido desarrollado y especialmente diseñado teniendo en cuenta la seguridad y la validación de la cadena de suministro.

“Hay trabajo anterior, incluido el trabajo realizado por personas que ahora están en Chainguard, que fue una especie de precursor de este tren de pensamiento de que necesitamos eliminar los elementos potencialmente vulnerables y listar el software incluido en un contenedor particular o versión de Linux. Algo como esto es parte de una constelación de controles de la cadena de suministro de software. Y a nivel técnico, es una idea sencilla. Pero a nivel comercial, en términos de lograr que las organizaciones adopten estas prácticas, podría ser muy bueno”.

Torres-Arias

Beneficios de la nueva distro

Tanto Torres-Arias como el CEO de Chainguard, Dan Lorenc, señalan que generar un manifiesto, conocido en la seguridad de la cadena de suministro de software como una “lista de materiales de software” o SBOM, no produce una mejor seguridad en sí misma. Es la forma en que las organizaciones actúan sobre la información lo que realmente marcará la diferencia. Pero como con cualquier cosa en seguridad, una defensa sólo es valiosa y protectora si ya está en su lugar antes de que algo salga mal.

“La gente ha estado luchando para hacer que las cosas funcionen con las distribuciones que existían anteriormente y otras soluciones alternativas. Pero pueden tener una pieza de software, una dependencia ahí dentro que no sabían que estaba ahí hasta que lo descubren por las malas. Y, ya sabes, de repente resulta que había una pequeña bolsita de coca en ese osito de peluche en el contenedor”.

Deja un comentario

Adquiere tu Membresía Anual Wiser

Adquiere tu Membresía Anual Wiser y adquiere grandes beneficios

Más información